julio02

pelo2A

Pocas veces en mi vida he tenido el pelo corto y ninguna la recuerdo como una grata experiencia, por eso todos los que me conocen siempre me han visto con una gran melena. Mi pelo era mi esencia, así como la gente que tiene los ojos claros, algo que me definía. Para mí, cortarlo era impensable. Además le tengo alergia a las peluquerías, solo iba cuando las puntas lo necesitaban, y era para cortar literalmente las puntas, dos dedos, tres a lo mucho.

Sin embargo algo cambió; llegó a mis manos la historia de la "La niña del pelo corto". Siempre consideré valientes a quienes se cortaban el pelo para donarlo y ese acto me cuestionaba, sentía vergüenza por no poder hacer lo mismo. Yo tenía todo para ayudar a quien lo necesitaba, pero mi egoísmo y quizá la cobardía, no me permitían hacerlo.

Cuando supe que la hija de Mariangela Venutolo, una niña de cinco años, muy especial, había donado su larga cabellera para un enfermo con cáncer, y que además planea volver a hacerlo, me sentí mal, pensé que es muy triste cómo los adultos hemos perdido la inocencia y valentía de los niños.

  • Hits: 2582

junio17

pelo

Como todo niño, mi hija de 5 años siempre ha sido muy curiosa, y constantemente me hace preguntas sobre lo que observa a su alrededor. El día que vio niños sin pelo en un anuncio de una fundación que lucha para combatir el cáncer, no fue la excepción. En seguida me pregunto el por qué esos niños no tenían pelo.

Confieso que no le respondí de inmediato, sólo le dije que estaban enfermitos. Le respondí de esa manera tan simple, porque quería reflexionar y darle una mejor explicación. Quería darle un respuesta que, en vez de deprimirla, la sensibilizara con respecto a las personas que padecen cáncer. Así nació "La niña del pelo corto": una respuesta hecha cuento para poder contestar a una de las innumerables preguntas que me hace mi hija.

Al terminar de escribir el cuento y por fin responder a mi hija, me puse muy nerviosa. Angela Pierina es una niña bastante madura para su edad, pero guarda una inocencia que me enorgullece. Yo sabía que ella realizaría la más importante crítica del cuento; su reacción y comprensión del mensaje son siempre muy importantes a la hora de darle razones y lecciones; de seguro una búsqueda común en todos los padres a la hora de explicar algo a sus hijos.

  • Hits: 4435

junio3

LP

Mis padres siempre han sido amantes de la música y en casa los discos nunca podían faltar. A veces en formato de casete y otras en formato vinilo. Lo cierto es que a donde fuéramos y en cualquier ocasión la música ambientaba momentos familiares o de soledad.

En ese entonces había que tener mucho cuidado para no dañar los discos de vinilo, tratarlos con delicadeza, no rayarlos y en caso de que alguno sufriera una herida, quizá con hielo se podría reparar el mal. No siempre funcionaba, pero se tenía la ilusión de que ese vinilo favorito tuviera una nueva opción de vida.

Ahora bien, si la aguja del torna-mesa llegaba al final de sus días, no era tan simple como ir a comprar una nueva. ¡No! Había varias cosas a tener en cuenta, porque, como todo en este mundo, los aparatos evolucionaba y con ellos sus agujas. Se tenía que conocer la marca y el número exacto de la misma, de lo contrario todos esos discos de vinilo que eran desempolvados con frecuencia, quedarían perdidos en el olvido.

Pero las catástrofes no sólo les ocurrían a los vinilos; las cintas de los casetes podían romperse de tanto rodarlas y en el peor de los casos, el casete mismo se quedaba atascado en el reproductor. Adiós grabadora y adiós casete.

Tags: ipod, disco de vinilo, reproductor de musica, walkman, mp3

  • Hits: 1593
Manatee Books © 2018 Todos Los Derechos Reservados.